Cupón de descuento

Bonificación 5% de Descuento, para pago Impuesto Transmisiones Patrimoniales (4% en Diputación de Aragón), por parte del comprador en su lugar de origen. Aplicando el código DESCUENTOIMPUESTO al realizar su compra.

Carlos Puente

 

Nació en Madrid en 1932. Estudia en la Escuela de Artes y Oficios. Es miembro del grupo Artístico 13, prestigiosa agrupación de Artistas Gráficos. Ha realizado exposiciones en Caracas, Tokio, México, Nueva York, y por toda España. Ha obtenido varios premios y menciones.

“En breve espacio de tiempo el paisajismo de Carlos Puente se ha adelantado a un primer término en razón de su singularidad. El milagro de remozar lo antiguo e intocable lo hizo la espátula al sustituir sabiamente a los pinceles. Un paisajismo, en suma, emotivo, trascendente y distinto”

J.POO SAN ROMAN “DIARIO MONTAÑES”

“Es un pintor que sabe manejar tanto el color como la materia para, con la delicadeza de su paleta, dar ese sentido de grata y armónica interpretación al tema elegido. Belleza de color y gracia de toque en la pincelada rubrican este buen hacer del pintor en la atrayente muestra que presenta.”

EXPOSICIONES INDIVIDUALES

  • 1971 Sala Arte de Cuchilleros Madrid
  • 1975 Galería Leonardo Zaragoza
  • 1976 Galería Beruet Logroño
  • 1976 Galería de Arte Dintel Santander
  • 1977 Galería de Arte Lázaro Madrid
  • 1978 Galería Rembrandt Madrid
  • 1978 Galería de Arte Andrade Ciudad Real
  • 1979 Sala de Exposiciones C. de Ahorros y M.P. de Salamanca, Zamora
  • 1979 Galería Luis de Ajuria Vitoria
  • 1979 Club Urbis Madrid
  • 1980 Torreón de Lozoya Segovia
  • 1980 Casa de Ávila Madrid
  • 1981 Galería Sajonia Granada
  • 1982 Sala de Exposiciones Casino Bahía Cádiz, Jerez
  • 1982 Galería Sorolla Elda
  • 1983 Galería Rembrandt Madrid
  • 1985 Sala de Arte Sorolla Elche
  • 1987 Galería de Arte Juan de Juanes Orihuela

 

OBRAS EN EL EXTRANJERO

En entidades y colecciones de E.E.U.U., México, Venezuela, Francia, Dinamarca, Suecia y Japón.

 

LA CRITICA OPINA

  • Una de las actualizaciones más sensibles del paisaje al que su personalidad informa poéticamente de dos elementos imprescindibles: el testimonio y su transformación automática en pintura. Carlos Puente se sitúa en la línea de los renovadores de un viejo genero…. (A.M. CAMPOY ABC)
  • Existe una tendencia dentro del paisajismo actual, que va más allá de la simple “representación” para alcanzar una “alusión” tan lírica que, en el fondo, es una abstracción. No precisa la ilusión del detalle como en el impresionismo, sino que configura con zonas y manchas, los distintos planos y colores de la naturaleza seleccionada. Este es el caso de Carlos Puente, cuya sorprendente trayectoria le lleva de ser uno de los más destacados ilustradores y cartelistas a alcanzar un puesto importante en la pintura actual (JAVIER RUBIO ABC)
  • …..Los cielos que coronan estos ásperos castillos son cielos nublos, entre melancólicos y dramáticos, que desprenden una luz dorada de atardeceres sosegados, afín a esa tranquilidad impasible con que las piedras milenarias deben contemplar el paso del tiempo y de los hombres. Carlos Puente convierte sus óleos en un mudo reproche al olvido del hombre, y en un dolorido testimonio de la inevitable degradación que acarrea el paso del tiempo y la propia acción de la naturaleza. Los planos anchos con que construye los caseríos o los planos de murallas, acusan una personalidad propia, fruto de una madura experimentación. (LUIS QUESADA, del catálogo “CASTILLOS DE ESPAÑA” CLUB URBIS)
  • Carlos Puente pinta paisajes y lo hace con personalidad, con garra. Puente pinta a Castilla, pero lo hace con una visión distinta a la habitual, con un acierto pleno en la composición de los cuadros. Si tuviéramos que definir de nuevo su pintura, diríamos que es delicada, armónica, perfectamente conjuntada y no dudaría en afirmar rotundamente que está trazada por la mano firme de un pintor cuajado; de un auténtico pintor ( J. POO SAN-ROMAN, DIARIO MONTAÑÉS)
  • ….En esos paisajes ensoñados que salen de sus manos el pintor madrileño reúne un absoluto dominio del dibujo, que oculta y disimula tras el sereno uso de la espátula, una técnica pictórica lenta y sabiamente depurada y un concepto de la interpretación del paisaje que va mucho más allá que la pura y sentida reproducción de un pedazo de la naturaleza, para convertirse en una recreación personal. (MARIO ANTOLÍN YA)
  • …..El artista no se limita a reproducir: interpreta. El Club Urbis presenta una hermosa exposición: Castillos de España en la pintura de Carlos Puente. Sin traicionar su arquitectura, los suaviza con su dominio del color. Su sentido de la tonalidad, la técnica de la pincelada, la luz y hasta el aire, nos brindan una espléndida interpretación de esos castillos, a los que redime de su brava frialdad de siglos (ALFONSO SÁNCHEZ, INFORMACIONES)
  • ….Materia rica, excelentemente trabajada sin esfuerzo aparente, se superpone un sentido poético que crea una atmósfera capaz de trasfigurar el paisaje. Agreguemos que la pintura de Puente se distingue por la ausencia de efectismos, por su propósito de interpretar el paisaje a través de una visión rigurosamente personal (LEOPOLDO RODRIGUEZ ALCALDE, ALERTA)
  • No se pueden hacer cábalas en cuanto al momento clave, en el cual un pintor puede alcanzar la maestría; ese grado que, en los periclitados gremios medievales, se estimaba como el “culmen” de una trayectoria estética.

Sucede que muchos pintores –que tal vez sean legión- no llegan a saborear las mieles de tan alta cucaña por insuficiencias en su dotación congénita. Y sucede también que otros, más tozudos que geniales, llegan a una consagración trasnochada por alcanzarla al fino de la senectud.

Por fortuna para el arte, la Historia está plagada de nombres pictóricos que entraron en sazón casi en la infancia, llegando a la madurez- maestría se llama esa figura- en el esplendor de sus años mozos. Y esta es, sencillamente la razón determinante, de aquella fulgurante escalada de Carlos Puente, que mencionábamos al abrir estas líneas.

Carlos Puente, pintor por vocación, es un artista que pisó más las tierras de Castilla que las aulas de docencia o talleres de aprendizaje; porque la búsqueda en soledad de medios plásticos expresivos es, muchas veces, la que acrisola y presta trascendencia a la obra de arte.

España por ser tierra de luz y color, propicia la floración de paisajistas excelentes, pero muy pocos de ellos son capaces, como lo es Puente, de comunicar a los demás la emoción sentida en el trance creador.

El paisajismo de Carlos Puente es a todas luces diferente de los paisajismos expresionistas, ingenuizantes o geometrizados al uso.

Una luz dorada, envolvente, conjugada con un cromatismo en el que se funden y exaltan grises plomizos, malvas, ocres y sienas: una inarmonía armonizada por la técnica expresiva y por la realidad que apresa el artista, esta vista por él como a través de los velos de un sueño. (ANTONIO COBOS, Crítico de arte titular del diario “YA” (1952-1981) y miembro de A.E.C.A (Asociación Española de Críticos de Arte))